A todos nos encanta el queso, sin embargo, ¿te has puesto a pensar cómo se inventó? Aquí te daremos una breve introducción en la materia, para que sepas cómo llegó ese delicioso alimento a tu paladar.

El queso es una masa de leche cuajada a la que se le elimina el suero. Dicha técnica comenzó en tiempos ancestrales para conservar la leche producida por los rebaños de las tribus nómadas. Ésta provenía generalmente de vacas, cabras, ovejas, burros, camellos, renos, caballos y búfalos.

Este invento permitió reproducir un fenómeno biológico fuera de su ambiente natural: la digestión de la leche por las crías de los mamíferos. A la leche cuajada se le eliminó el agua y se puedo conservar por mayor tiempo.

Hacer queso, además de permitir la conservación del alimento, lo enriquece pues para producir un kilo de queso se necesitan 10 litros de leche. Esto permite concentrar grasas naturales, vitaminas, minerales y proteínas.

Así que ya lo sabes, el queso que estás comiendo tiene una fascinante historia. Además, aporta grandes beneficios a tu salud. Te invitamos a probar la variedad que tenemos en Quesos Sn Roque en donde encontrarás rico queso asadero, panela, fresco, para quesadillas y ranchero, entre otros derivados lácteos que te fascinarán.