¿Te has preguntado por qué es bueno consumir queso fresco? A continuación te damos un sinnúmero de razones para que sepas los aportes nutricionales que tiene para ti y optes por él.

 

El queso fresco, a diferencia de otros, no pasa por un proceso de maduración, es por ello que conserva una gran parte del suero de la leche, es rico en agua y de consistencia blanda. Además, es muy blanco a la vista.

 

Debido  a que es un acuoso su vida útil es corta, sin embargo, posee bajas calorías y pocas grasas, lo cual es excelente para tu salud. Además, es una excelente fuente de proteínas de calidad entre las que encontrarás el sodio, calcio y potasio.  

 

A diferencia de otros quesos con grasas saturadas, cuando elegimos el queso fresco sabemos que encontraremos altos niveles de proteína, bajos de sodio y grandes nutrientes. Lleva una dieta ligera y saludable, con gran contenido energético consumiendo queso fresco. Si quieres probar uno delicioso te invitamos a conocer la variedad que tenemos en Quesos Sn Roque.